martes, mayo 24, 2022

Los atletas olímpicos y su batalla contra el tiempo

Te puede interesar

Se vivió la 2da. fecha del Campeonato Estatal MTB de Campeche

Seybaplaya, Campeche a 22 de mayo de 2022.- Se vivió con intensidad la segunda fecha del Campeonato...

El Serial Yucatán MTB pondrá a prueba a los ciclistas yucatecos

Muna, Yucatán a 18 de marzo de 2022.- Luego de que el pasado lunes se diera a...

Yucateca representará a México en el Centroamericano de Natación en Barbados

Mérida, Yucatán a 16 de mayo de 2022.- La yucateca e integrante de la selección mexicana, Ana...

Lo que para el mundo entero debería ser un año de celebración, se ha convertido en una gran incertidumbre y agonía, pues el brote del Coronavirus vino a paralizar la economía, salud y hasta los estilos de vida de millones de familias. En pocas palabras, habrá un antes y un después de esta pandemia.

El deporte ha sido uno de los rubros que se ha visto muy afectado, pues eventos de gran convocatoria e impacto a nivel mercadológico y tribuna han tenido que cerrar sus puertas y reprogramarse  ante un comunicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) informando que la situación había llegado a escenarios nunca deseados.

Sin embargo, lo que hoy nos trae aquí es el impacto que esto representa para todos y cada uno de los atletas de los 5 continentes, pues los Juegos Olímpicos a celebrarse este 2020 en Tokio, Japón a iniciar el 24 de julio, tuvieron que ser pospuestos para el 2021 del 23 de julio al 08 de agosto. El Comité Olímpico Internacional (COI) alzó la voz afirmando que lo primero es la salud de todos los competidores, pero la realidad es que si bien faltaban 3 meses para dicho evento, el que las federaciones de Estados Unidos y Canadá (entre otras) hayan anunciado que si los Juegos se realizaban este año no participarían, puso a pensar a más de uno de los organizadores pues no contarían con la presencia de grandes figuras olímpicas que traerían las miradas del público y de los medios de comunicación.

Prudencia y sensatez fueron las 2 cosas que las delegaciones le solicitaban a los miembros del comité, pues si bien puede que la pandemia ya haya disminuido, la magnitud de las consecuencias negativas es algo que hasta hoy en día es incierto. No obstante, los mismos atletas que ya tienen su pase a los Olímpicos como los que aún no lo tienen han empezado una carrera contra el tiempo, pues el mantener un ritmo físico, alimenticio y mental no será un reto sencillo, en donde una caída o un gramo de más pueden hacer la gran diferencia en el color de la medalla, e incluso en no lograr ninguna.

Sabemos lo que implica ser un atleta de alto rendimiento, en donde más allá de las horas diarias de entrenamiento hay un calendario perfectamente diseñado, adaptado a sus necesidades y requerimientos para avanzar hacia el objetivo más alto pero, ahora de manera abrupta todo ha cambiado, el reloj de arena se ha volteado y habrá que ver si es a su favor o en su contra, pues aunque no lo parezca, cada día será un reto al que nunca imaginaron enfrentar.

Estamos ante un panorama inusual, el cual pocas generaciones han tenido la oportunidad de constatar. Los Juegos Olímpicos han tenido la necesidad de suspenderse 4 veces en toda su historia, siendo la primera en Berlín (Alemania) en el año de 1916 a causa de la Primera Guerra Mundial iniciada en 1914; la segunda implicó a Tokio (Japón) en 1940 y a Londres (Inglaterra) en 1944 a causa de la II Guerra Mundial, misma que acabó hasta 1945 con la caída total del llamado «Eje» integrado por Alemania, Japón e Italia.

Han pasado por boicots y suspensión por algunas horas ante protestas, pero fue hasta este 2020 que los Juegos Olímpicos nuevamente, 76 años después se han tenido que frenar por más tiempo debido a causas que el hombre no pudo evitar (o sí) como este COVID-19 y que ha puesto “en jaque” o “contra las cuerdas” a las que conocemos como grandes potencias.

Por supuesto que la situación de México no es nada alentadora, la sociedad será otra y se estima que la economía vuelva a su normalidad en un año o quizá en más tiempo (si bien nos va), lamentando además los decesos que esta pandemia llevó a su paso. Lo anterior, ha sacudido a las federaciones deportivas en general, pues si bien tienen un presupuesto asignado es bien sabido que el apoyo para los deportistas mexicanos de alto rendimiento es muy selectivo o casi nulo, en donde vemos a los atletas en las calles o a través de las redes sociales pidiendo apoyos para su próxima competencia e incluso para comprar sus uniformes.

Thomas Bach confirmó que no peligra el lugar de los atletas ya clasificados a los Juegos Olímpicos, por lo que la CONADE ha anunciado que habrán modificaciones en los planes de trabajo de cada Federación que permitan continuar con los fogueos y la preparación de los 45 deportistas ya con boleto a Tokio (más los que se agreguen). Todo esto llevará una reorganización dentro del mismo órgano regulador deportivo del país, y si bien ahora aseguran que el atleta tendrá todas las facilidades para continuar un año más con su preparación, será cuestión de tiempo para conocer la realidad de las cosas, pues si bien en “épocas normales” hay casos en el que el competidor está más preocupado por juntar dinero que por sus entrenamientos… ¿por qué en esta época de crisis no sería diferente? Por el bien del deporte mexicano espero equivocarme.

Para la pentatleta Mariana Arceo, quien afortunadamente se ha recuperado del COVID-19 la suspensión de los J.J.O.O. resultó algo benéfico, pues piensa que es una mejor oportunidad de llegar en mejores condiciones físicas y obtener mejores resultados, y que incluso se podrán romper varios récords mundiales y olímpicos.

¿Cuántos de los mismos atletas olímpicos piensan como Mariana? ¿Usted que está leyendo esto considera que el rendimiento de los deportistas será mejor?

La llama olímpica ha llegado a Fukushima, Japón para ser resguardada y evitar más contagios, pero ahora es el momento de tratar de ver una luz al final del túnel, ser optimistas sin perder la objetividad y la realidad de las cosas. Lo que es un hecho es que hay que hacerle frente a la situación que estamos viviendo, y ser conscientes de lo vulnerables que podemos ser ante enfermedades que literal pueden darle la vuelta al mundo.

No importa la hora ni el lugar, ahí estaremos el próximo año para apoyar a nuestros atletas en busca de la medalla de oro, deseando entonar con mucho orgullo las estrofas del Himno Nacional Mexicano, con la satisfacción de que cada quien, desde la trinchera que eligió o le corresponde haya hecho de manera satisfactoria lo que le corresponde ante estos tiempos aún más difíciles.

Por: Germán Basulto/Universo Deportivo Imagen: Universo Deportivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

El Serial Yucatán MTB pondrá a prueba a los ciclistas yucatecos

Muna, Yucatán a 18 de marzo de 2022.- Luego de que el pasado lunes se diera a conocer que Seyé, Tizimín y...

Yucateca representará a México en el Centroamericano de Natación en Barbados

Mérida, Yucatán a 16 de mayo de 2022.- La yucateca e integrante de la selección mexicana, Ana Sofía Lara Loría, representará a...

Presentan en Izamal la carrera MTB «La Ruta de las 3 Culturas»

Izamal, Yucatán | El restaurante “La Conquista” fue sede de la presentación oficial de la carrera MTB “La Ruta de las 3...

Todo el Mundo Maya presente en el Sacrificio Maya MTB

La Península de Yucatán se caracteriza por su unión especial, la cual existe desde siempre en pocas palabras, sin duda alguna la...

Te puede interesar